Los camellos y los dromedarios son los animales del desierto por antonomasia. Por su resistencia, por su fortaleza, por su capacidad para caminar durante horas y horas en las dur├şsimas condiciones de sequedad y calor del desierto, sin necesidad de beber, y por su val├şa como portadores de personas y de cargamentos, los camellos han sido y son las grandes figuras animales de los desiertos de Asia y ├üfrica, y, por eso, los camellos para el Bel├ęn deben ser un fijo en tu lista de las ┬źcosas para el Bel├ęn┬╗.

REBAJA: -3,36 EUR3┬║ Schleich- Wild Life (42544)
REBAJA: -2,10 EUR19┬║ Playmobil - Campamento Egipcio (5387)
REBAJA: -1,00 EUR20º Lámpara de mesa USB, Lámpara escritorio led, luz nocturna infantil, cargador usb multiple, 4 puertos de carga...

Queda claro, por tanto, que estando el poblado de Bel├ęn situado en una zona de transici├│n del desierto a la monta├▒a, una zona ├írida en todo caso, los desiertos estaban presentes en el paisaje que vio nacer al peque├▒o ni├▒o Jes├║s, y que hoy representamos en nuestros Belenes navide├▒os.

OFERTA: Esto te será de gran utilidad si te gusta mirar los regalos de Navidad con antelación.

Camellos sin Reyes Magos para el Bel├ęn

Hablar de camellos es, para muchos, hablar de Reyes Magos, pues por todos es sabido que los Reyes de Oriente llegaron a Bel├ęn montados en sus correspondientes camellos, en los que, adem├ís, tambi├ęn portaban sus presentes para el ni├▒o. Pero, como hemos dicho, si representamos Bel├ęn de una forma m├ís o menos af├şn a la realidad, con un relieve ├írido, sus zonas de arena, y su escasez de vegetaci├│n, los camellos tendr├ín cabida tambi├ęn de forma natural como elementos del decorado, con todas las de la ley.

Claro, que tambi├ęn podemos colocar los camellos en el Bel├ęn sin los Reyes Magos en el Bel├ęn, para, llegado el momento, colocar tambi├ęn las figuras de los Reyes Magos de Oriente asiendo los cordajes de sus animales.

Cu├índo se colocan los camellos del Bel├ęn

Al hilo de lo que ven├şamos diciendo, es muy habitual que durante todos los d├şas que dura la Navidad, aparte de mover las figuras por el paisaje (y si es en el ├ímbito dom├ęstico y hay ni├▒os, tambi├ęn de cogerlas, jugar con ellas, etc.), incorporemos elementos siguiendo, con mayor o menor rigor, los dictados de los relatos b├şblicos. La figura m├ís importante del Bel├ęn, la del ni├▒o Jes├║s, aparece la noche del 24 de diciembre, aunque hay quienes la colocan desde el mismo momento en que dan por inaugurado su Bel├ęn (cada uno es libre). Y algo similar sucede con los Reyes Magos y sus camellos, que suelen aparecer en escena a partir del 3 ├│ el 4 de enero, por no apurar tanto.

Por tanto, podemos tener los camellos en el Bel├ęn durante el inicio sin las figuras de los Reyes Magos, y dar entrada a sus tres Majestades a partir del d├şa indicado, o cuando uno quiera representar su llegada.

Dromedarios para el Bel├ęn

┬┐Los Reyes Magos iban en camello o dromedario? Esa pregunta nos la hemos hecho todos los que hemos montado un Bel├ęn, y la respuesta ya la hemos dado: iban en camello. Pero hay muchas figuras de dromedarios para Belenes en las que se representan tambi├ęn a sus tres figuras reales, montados o sin montar.

Sea as├ş, o no, podemos colocar un dromedario en el Bel├ęn, o los que sean, sin ponerlos en relaci├│n siquiera con la figura de los tres Reyes y de su muy deseada llegada por los ni├▒os de Espa├▒a.

C├│mo pintar los camellos para el Bel├ęn

Los camellos son figuras majestuosas, impresionantes, y entre todas las figuras de animales del Bel├ęn que podemos comprar en yeso blanco, sin pintar, para luego darles vida, las de los camellos son, tal vez, las m├ís apasionantes. No es que sea algo que vayamos a recomendar para ahorrarse un dinero. Pintar una de estas figuras es un deleite si se tiene la afici├│n de pintar miniaturas. ┬┐Te atreves?

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.